Pico Gilbo (La Curva de Gauss)

17 de Xunu de 2017

De vuelta pol Gilbo, el Cervino de Riañu. Esta vez a escalar en compañía de Alba una vía sencilla pero entretenía,  la Curva de Gauss de Tino Núñez. Prácticamente limpia e ideal pa iniciase en la colocación de cacharros. Pena que quede interrumpía en la zona central, lo que y fa perder bastante interés a la línea. 

Conocí esta vía porque va una temporada dos amigos sufrieron un accidente escalándola. Un de ellos calló faciendo saltar varios seguros, lo que y provocó la rotura de algún güesu en la cadera al golpease contra la terraza, por suerte el cascu evitó algo peor. El compi consiguió baxalu de allí y llevalu al centro de salud sin llamar a los equipos de rescate. Coses que deben facenos pensar...

La reconstruida iglesia románica de Riañu y el Pico Gilbo
Ca vez que vuelvo por Riañu no puedo evitar imaginar como sería el antigu pueblu, en la vega de un verde valle rodeau de precioses montañes. El "progresu" como y llamen algunos (¿progresu pa quién?) destruyó,  igual que a nosotros en Casu con el embalse de Tanes, no solo un valle, sino historia,  recuerdos, cultura, futuro,  vides...Altu preciu el del "progresu"

Pero bueno,  ye lo que hay, no queda otra que prosperar con lo que queda y parez que lo están faciendo bien con el usu recreativu del embalse y aprovechando el paisaje que lu rodea.

La Curva de Gauss
Salimos del pueblu de Horcadas y tras una aproximación corta, pero extenuante debíu al calor, llegamos en pocu más de una hora al pié de vía. Identifícase bien por un árbol que hay bajo un característicu cuernu de roca bermeya.

Entre pitos y flautes cuando nos ponemos a escalar deben ser cerca les 12:00, una hora ideal pa metese a una pared sur en plena ola de calor... 

Iniciu del primer largo 

El L1, un guapu muru con algún pasu de V-.  Subimos en busca de un techu que bordeamos por la izquierda pa luego montase encima de él y salir con tendencia a la izquierda. Un par de cordinos en puentes de roca nos marquen un poco la línea.  Montamos reunión sobre un buen puente de roca.

Por suerte sopla algo de brisa que fa agradable la escalada,  pero el agua que llevamos ya ta como caldu en la R1.

Alba llegando a la R1

Aquí la pared queda interrumpía por una terraza herbosa que asciende diagonalmente de derecha a izquierda.  Aunque nosotros ficímoslo en ensamble,  no merez la pena, mejor recoger cuerdes y subir andando,  ya que la canal no supera el II+ grado.

Montamos reunión sobre unos bloques pa iniciar el siguiente largo. Ascendemos una placa con algun pasín de IV pa luego ir con tendencia a la izquierda en busca de una característica fisura horizontal, que se escala en babaresa hacia la derecha.

Con pasos fáciles, muy guapos y buenos de proteger agotamos la fisura,  tras pasar un primer clavu, que utilizaremos como primer seguro del siguiente largo, llegamos a un segundu clavu cerca de un hombru onde montamos reunión.

Alba en la fisura 


Babaresa
Les vistes empiecen a ser precioses con el agua turquesa del embalse.

El últimu largo consiste en una especie de diedro que escalamos primero por la derecha con algún pasu de IV+, pa luego pasanos a la izquierda y salir a la arista. Onde montamos reunión sobre un bloque.

Alba nel últimu largo 

El agua que ya estaba como caldu en la R1 ahora está ya como cogía de un geiser. Asi que decidimos bajar rápido a comer onde la fuente.  Pasando por cumbre antes por supuestu.

Por la arista hacia la cumbre 

Dejamos los trastos y la mochila onde acaba la vía y cogemos la estética arista hacia la cumbre.  Aérea pero muy sencilla tien unes vistes impresionantes hacia Picos y la Montaña Palentina.

En la cumbre 
Enseguida llegamos a la cumbre,  onde te da la sensación de tar en una isla, rodeau por toes partes por les agues del embalse.

Un par de fotos y pa abajo,  el calor ye sofocante y la sed aprieta.

Bajando por la arista 
Tras recoger les coses proseguimos por la ruta normal y en un momentu tamos abajo, llegamos secos a la fuente, onde comemos y recuperamos fuerces.

De vuelta al coche el termómetro marcaba 33 grados, ya me entren les ganes de inviernu.

La vía no ye increíble,  pero ye una forma sencilla y entretenía de escalar esta preciosa cumbre leonesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario